Este Macroproyecto de vivienda de interés social en Barranquilla es un ejemplo para el país. Aquí, con el apoyo de la Fundación Mario Santo Domingo, sus 8.400 habitantes viven los beneficios del empoderamiento, la participación y el emprendimiento.

Villas de San Pablo es el primer Macroproyecto de vivienda de interés social en Colombia. Está ubicado en el suroccidente de Barranquilla, cuenta con 8.400 habitantes y espera recibir 70.000 personas más en los próximos años. Por sus características, la Fundación Mario Santo Domingo está implementando aquí un modelo innovador que articula el desarrollo urbano, social y económico. El fin es reducir los índices de pobreza de la región y mejorar la calidad de vida de sus habitantes, ellos mismos forman los colectivos que representan a su comunidad y empiezan a comprender la importancia del liderazgo y la participación.

Mujeres Combativas, conformado por 40 líderes femeninas que trabajan por mitigar la violencia de género en el territorio, es un ejemplo de estos. Pero hay más: está el de Deportes, que permite que los menores de edad se diviertan jugando fútbol, ajedrez y béisbol; el de Generación de Ingresos, que busca mejorar la calidad de vida de la comunidad a través de emprendimientos; y Jóvenes Ejemplares, donde se promueve el desarrollo integral de niños, niñas y jóvenes.

Además, como lo asegura Mariam Ajami, directora de desarrollo social de la Fundación Mario Santo Domingo, “buscamos que las familias de Villas de San Pablo mejoren sus ingresos y fortalezcan sus habilidades y competencias para vincularse al contexto local. Esto se logra a través de programas de empleabilidad que conectan al Macroproyecto con la demanda de las empresas de Barranquilla. Creemos que el desarrollo comunitario se logra, precisamente, incentivando las capacidades de la gente; articulando y cerrando las brechas entre la oferta y la demanda con el resto de la ciudad”.

Finalmente, José Francisco Aguirre, director ejecutivo de la fundación, explica que “nuestra visión está alineada con la de Barranquilla. Queremos que Villas de San Pablo sea un epicentro para el desarrollo territorial, que aquí se articulen entidades públicas y privadas, la academia y el sector empresarial, para generar crecimiento y progreso a través del empoderamiento y la gestión de la comunidad”.

Conoce el artículo completo en el especial de Semana Barranquilla.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *