El rugby llegó a transformar la vida de cientos de niños, niñas y jóvenes de Ciudad del Bicentenario y Villas de San Pablo, los dos Macroproyectos de vivienda de interés social del caribe colombiano.

En Villas de San Pablo, jóvenes del macroproyecto, participaron al lado de la misión Rugby French Flair en el marco del Festival de Rugby celebrado en Barranquilla en el que ex jugadores internacionales de rugby como Yann Delaigue, Francis et Emile Ntamack, Erik Bonneval, y Cédric Desbrosse, entre otros, compartieron experiencias con más 160 jóvenes de diferentes barrios en condición de vulnerabilidad de la ciudad, como una forma de contribuir a la formación integral de los menores de edad a través del deporte.

Por su parte, en Ciudad del Bicentenario, la actividad recibió el nombre de ‘Rugby con sentido social’, una jornada deportiva en la que participaron los ex jugadores de rugby franceses, la Liga de Rugby de Bolívar y cerca de 300 niños, niñas y jóvenes.

Además de la formación deportiva, quienes hagan parte de este proyecto, recibirán un acompañamiento psicosocial por parte de la Corporación CLEO, en alianza con la Fundación Mario Santo Domingo.

Yuriza Martínez Galán, jugadora de rugby y residente de Ciudad del Bicentenario manifestó que: “este tipo de actividades me parecen muy importantes porque pueden fortalecer el tejido social, la unión entre las comunidades y la proyección de los jóvenes, además, este intercambio cultural nos puede abrir puertas con este deporte que crea personas con valores y unión sin importar si eres hombre o mujer”.

Por su parte, Marco Cárdenas, jugador de rugby y residente de Villas de San Pablo manifestó: “Desde que empecé a practicar rugby aprendí qué es trabajar en equipo, a ser más disciplinado, responsable conmigo y mi entorno y estoy potenciando mi liderazgo”.

Tanto a nivel nacional como internacional, el rugby se ha utilizado como herramienta social, exaltando los diferentes valores como la honestidad, respeto, solidaridad, pasión y disciplina. Este deporte contribuye a la inclusión social dado que no importa el físico para jugar y siempre existe un puesto para cada persona.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *