Te preguntarás ¿qué es un Fellow? y ¿por qué la Fundación Mario Santo Domingo los apoya? pues bien, un fellow es un líder social que se compromete a luchar por una causa mayor a sí mismo durante toda su vida. Una persona que se compromete a trabajar por las comunidades vulnerables, a enfrentar la injusticia social o a luchar por tener una Colombia en paz.

Con estas premisas como banderas, desde el 2018, la Fundación en su apuesta por buscar nuevos liderazgos e iniciativas para la transformación real de la pobreza y la desigualdad en Colombia decidió apoyar a la organización Acumen, pionera de los Fellows en todo el mundo.

El Programa de Fellows de Acumen en Colombia es un espacio de encuentro y de diálogo único en su naturaleza,una especie de laboratorio en el que los Fellows más que aprender, viven en su año de formación diferentes experiencias para mejorar sus habilidades de liderazgo y amplificar su impacto. El aprendizaje se hace en cohortes, que son grupos de alrededor de 24 personas que son un espejo de la realidad del país: una amalgama de las múltiples Colombias, diversa en regiones, realidades socioeconómicas, miradas, rangos de edad, género, orientación sexual, profesiones, quehaceres, saberes, etc.

Hacer parte de la comunidad de Fellows de Acumen es hacer pare de un colectivo de por vida, y quienes logran un cupo le dedican un año entero a aprender (y sobre todo desaprender) las implicaciones reales de vernos unos a otros como pares, la necesidad imperante de aceptar la realidad, y a partir de esto, implementar cambios transformacionales en las comunidades donde trabajan.

Cada uno de los Fellows lidera grandes proyectos en sus regiones, este es el caso de Kattya Romaña chocoana y directora de la línea de atención a población vulnerable de la Fundación Te Abrazo Chocó, actualmente Coordinadora Psicosocial del proyecto “Construir Jugando con la Selección”, implementado en los barrios más vulnerables de la ciudad de Quibdó, por medio del cual se fortalecen valores y habilidades para la vida a líderes, monitores, niños y niñas utilizando el fútbol como una herramienta de transformación social. «Aprender a confiar en personas que no están dentro de mi círculo social cotidiano es algo que siempre me ha costado… ser Fellow dejó un aprendizaje muy bonito en mí, y consistió en la importancia de soltar esas ataduras mentales que nos sujetan a estar siempre en un mismo lugar, por ello decidí confiar, arriesgar y avanzar.»

#LiderazgoDiferente

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *