El 2019 fue un año muy importante para Ciudad del Bicentenario, se consolidaron programas y actividades que contribuyeron al bienestar de la comunidad, se recuperaron terrenos que estaban en manos de invasores ilegales, lo que permitió dar vía libre a varios proyectos de educación y vivienda para el beneficio de miles de familias, y se culminó el Plan Maestro del Macroproyecto, enfocado en garantizar una ciudad inclusiva, planificada, sostenible, que gira entorno a las personas y respeta el medioambiente. Más allá de una solución de vivienda, una oportunidad para transformar vidas.

Desde la Fundación Mario Santo Domingo, una vez más ratificamos que nuestra prioridad son las personas y el desarrollo de la región caribe, por eso hemos acompañado procesos que promueven el empoderamiento de los residentes del macroproyecto, siendo los jóvenes en esta oportunidad grandes protagonistas del cambio y multiplicadores de un mensaje de unión y trabajo en equipo.

“Este año fue muy bueno para nosotros los jóvenes, hemos sido más participativos y vemos el barrio como un lugar que aporta a nuestros proyectos de vida”, afirmó Daniel Zambrano Meza, integrante del Grupo Juvenil ‘Jóvenes construyendo futuro’.

Uno de los programas bandera de este año fue ‘Bailar nos Mueve’, en el cual participaron más de 100 niños, niñas y jóvenes del barrio, los cuales, a través del baile, desarrollaron habilidades de autocuidado, respeto por el cuerpo, comunicación, autoestima, liderazgo y sentido de pertenencia; mejoraron el uso de su tiempo libre, afianzaron lazos familiares y comenzaron a ser agentes de cambio en su comunidad.

Por otro lado, y para apoyar la generación de ingresos de la comunidad más de 160 personas participaron en el programa Proyectarse, el cual, desde su línea de Formación para el Trabajo y Empleabilidad, brindó acompañamiento para que sus participantes desarrollaran capacidades técnicas acordes con la demanda del sector empresarial, logrando así su vinculación laboral.

Otro logro importante para esta comunidad fue la apertura del Centro de Atención Permanente (CAP), lo cual acercó los servicios de salud a los residentes de Ciudad del Bicentenario, Villas de Aranjuez, Flor del Campo, Colombiatón y La India, entre otros.

El acompañamiento a los adultos mayores, los jóvenes, el grupo ecológico, el colectivo de comunicaciones y el desarrollo de actividades en pro de la salud, la cultura, la recreación y el deporte, han sido fundamentales para los habitantes de Ciudad del Bicentenario, dando como resultado una comunidad más comprometida con su desarrollo y un Macroproyecto más cerca de la gente.

Para este año 2020 seguiremos en este camino, fortaleceremos los proyectos existentes y seguiremos con nuestro propósito de promover el bienestar de más familias para lograr de este país un lugar más equitativo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *