Sobre la Fundación

  • 1960

    Nace la Fundación Barranquilla, hoy Fundación Mario Santo Domingo.

  • 1963

    Es creada la Escuela Técnica
    Colombo-Alemana.

  • 1966

    Abre sus puertas
    la Fundación Universidad del Norte.

  • 1971

    Es creado el Instituto Experimental del Atlántico

  • 1984

    Inicia el programa de Apoyo a la Microempresa en Barranquilla

  • 1986

    Inicia el Proyecto de Construcción en la Urbanización Ciudadela Metropolitana (4,300 viviendas)

  • 1989

    El Consejo de Administración decide cambiar el nombre de la entidad a Fundación Mario Santo Domingo,en honor a su fundador.

  • 1990

    Se expanden los programas a Cartagena y la Isla de Barú

  • 1992

    Creación de Carnaval de Barranquilla S.A

  • 1993

    Creación Precooperativa de Recicladores de Barranquilla, RESCATAR, y la Clínica Julio Mario Santo Domingo

  • 1995

    Creación de La Fundación Escuela de Artes y Oficios Santo Domingo

  • 1997

    Creación de la Fundación Carnaval de Barranquilla, el Instituto Ecológico Barbacoas y la Federación de la Costa Caribe Colombiana para la Microempresa (FEDECARIBE).

  • 2000

    inicio del  programa Sueños y Oportunidades con las obras en el Barrio Nelson Mandela

  • 2000

    Celebración de los 40 años de la Fundación.

  • 2005

    Creación del Centro de Formación Empresarial FMSD-ACCION

  • 2007

    Inauguración Villas de San Pablo

  • 2009

    Inauguración del Museo del Caribe y el Parque Cultural del Caribe

  • 2009

    Inauguración Macroproyecto Ciudad del Bicentenario 

  • 2010

    Celebración de los 50 años de la Fundación

  • 2011

    inicio Proyecto todo será mejor

  • 2012

    Lanzamiento primero lo primero

  • 2013

    Formulación y Ejecución del Modelo DINCS

La Fundación Mario Santo Domingo es una entidad sin ánimo de lucro creada hace 53 años en la ciudad de Barranquilla, Colombia. Aunque inicialmente su principal área de acción fue Barranquilla y el Departamento del Atlántico, con los años fue expandiendo sus operaciones a Cartagena y Bogotá, y fue sumándose a iniciativas de impacto nacional e internacional. En sus primeros años (1960-70), mediante donaciones principalmente, promovió programas de educación técnica y tecnológica, inició la primera operación micro financiera en Colombia e inauguró la Universidad del Norte.

En su siguiente etapa, fue la principal promotora del Carnaval de Barranquilla, creando la fundación que lleva su mismo nombre, la Escuela de Artes y Oficios Santo Domingo en Bogotá y otros proyectos de educación y salud. En los últimos años se unió a la Alianza Primero lo Primero, para la atención integral a la primera infancia, apoyó la reconstrucción de cerca de 10 mil viviendas en Barranquilla y el Atlántico, que fueron destruidas por la ola invernal de 2011-12, y ha gestionado dos Macroproyectos de Interés Social Nacional (MISN) en Barranquilla y en Cartagena. El potencial de estos proyectos es de entre 10 mil y 50 mil viviendas, en su mayoría de interés social y prioritario (VIS y VIP). A través de modelos financieros innovadores, la Fundación logró canalizar subsidios de vivienda del Gobierno Nacional, para complementarlos con subsidios de los entes territoriales, reduciendo el costo del cierre financiero para las familias pobres, que es el principal cuello de botella.

Mediante su unidad microfinanciera, Yo Prospero, la Fundación asegura el acceso a crédito para complementar los subsidios (que se conoce como cierre financiero), en alianza con Kiva.org y Bancoldex. La FMSD es líder en el Desarrollo Integral de Comunidades Sostenibles (DINCS) un modelo que viene implementando desde hace unos años, que busca fortalecer a la comunidad mediante instancias de participación y gobernabilidad, acompañamiento social por parte de promotores sociales, y una estrategia de salida por parte de la Fundación. La mayoría de excedentes relacionados al modelo de construcción y urbanismo son canalizados a un fondo social al servicio de la comunidad y su sostenibilidad. De la mano de la Banca de Inversión Social (BIS) de Colombia, y otros actores, la Fundación promueve esquemas innovadores de rentabilidad social e impacto colectivo. Recientemente, por ejemplo, se desarrolló la figura de Arrendamiento con Opción de Compra (ACOC) como una herramienta complementaria a las recientes políticas de vivienda, en especial al programa de vivienda gratuita, en la medida en que permite a las familias con ingresos entre 1.5 y 2.5 SMLMV acceder a una vivienda digna, bajo un esquema de mercado sostenible y escalable.

¿Por qué Vivienda de Interés Social-Prioritario? 

La FMSD decide concentrar sus esfuerzos en la construcción de Viviendas de Interés social (VIS) y Prioritaria (VIP) por varios motivos: a) porque dentro de las viviendas se crean ciudadanos y las condiciones de habitabilidad pueden contribuir a que se acentúen dinámicas positivas que permitan la superación inter-generacional de la pobreza; b) porque en Colombia hay más de 3 millones de hogares con problemas de vivienda (sea déficit cualitativo como cuantitativo); c) porque el ritmo de construcción de VIS y de VIP se queda corto para satisfacer la demanda y más importante aún, porque es insuficiente para compensar por el crecimiento poblacional en estos segmentos; d) porque vio la oportunidad de acompañar al Estado en sus esfuerzos por destrabar el mercado de VIS y de VIP abordando barreras de acceso por el lado de la demanda (problema de cierre financiero), y falta de racionalización del suelo que se traduce en bajos incentivos de inversión por parte de constructores; y e) porque vio en los Macroproyectos una oportunidad de promover un modelo integral, que aplica lecciones aprendidas por Colombia misma y por otros países, en la medida que se concentra en desarrollar comunidades y no ciudades dormitorio.  El énfasis de la FMSD en DINCS no excluye las otras actividades y alianzas en las que participa.