Desarrollo Integral de Comunidades Sostenibles (DINCS)

Colombia, y los países en desarrollo en general, carecen de modelos para abordar de manera integral y sostenible los problemas asociados al desarrollo habitacional y al crecimiento demográfico. La evolución de la FMSD le ha permitido aprender importantes lecciones en el sector de vivienda de interés social y prioritario, siendo hoy su principal foco el desarrollo de dos importantes Macroproyectos en Barranquilla y Cartagena. Para ello, la Fundación diseñó e implementa un modelo para lograr que los proyectos de vivienda trasciendan los asuntos inmobiliarios y se promueva la construcción de comunidades sostenibles. A este modelo se le llama Desarrollo Integral de Comunidades Sostenibles (DINCS).

Como su nombre lo indica, el modelo se centra en la implementación de mecanismos que promuevan el fortalecimiento del capital económico, social y ambiental de las comunidades, quienes lideran su procesos de desarrollo a partir del empoderamiento, el apoyo y la orientación provenientes de diversos actores públicos y privados. Para ello, se requiere de la articulación de una oferta de vivienda digna a su alcance, con la infraestructura social en términos de colegios, centros de atención a la primera infancia, puestos de salud, casas de justicia, centros culturales y de acceso a la tecnología, así como de zonas recreativas y deportivas. La sostenibilidad del modelo se deriva de varios factores como la apropiación por la comunidad de sus activos y de su proceso de desarrollo; por una apuesta constante a fortalecer su capital social y una estrategia clara de inserción en las economías locales para que no saturen los mercados internos (Haussman); y por garantizar una fuente de ingresos que permita a la comunidad tomar sus propias decisiones, fortalecerse y estar a la altura de sus interlocutores a la hora de apalancar recursos e inversiones.

Un mecanismo importante que forma parte del modelo DINCS es la conformación de un Fondo Social que se nutre de excedentes del proceso inmobiliario, de la rentabilidad de las inversiones y la valorización de los predios. En la medida que se logre optimizar la gestión de los actores públicos e institucionales, explotar sinergias con aliados privados, apalancar donaciones de la cooperación internacional y desarrollar modelos financieros para superar las barreras de acceso a la vivienda, el Fondo Social se consolida promoviendo el apalancamiento de recursos destinados a financiar inversiones en infraestructura social y acompañamiento comunitario.

Los Desarrollos Integrales de Comunidades Sostenibles (DINCS) son un esquema diseñado por la Fundación Mario Santo Domingo (FMSD) como respuesta al complejo y creciente déficit de vivienda que enfrenta el país, apuntando principalmente a desarrollar comunidades  de una manera organizada, participativa, integral y sustentable.

Estos nuevos complejos urbanos responden a las normas y lineamientos establecidos por el Ministerio de Vivienda y Desarrollo Territorial, en alineación con los Planes de Ordenamiento Territorial (POT). Los DINCS surgen de la necesidad de fortalecer el marco normativo de los denominados Macroproyectos de Interés Social Nacional (MISN), que condicionan la construcción de viviendas/edificaciones al adecuado aprovisionamiento de servicios públicos, como acueducto, alcantarillado, redes y vías.

La naturaleza participativa del modelo se da en la medida en que se promueve el compromiso de la comunidad en todas las etapas, mediante instancias y procesos de participación, consulta y seguimiento, debidamente diseñados y legitimados. Se parte del principio de que la comunidad conoce su territorio y es autónoma en el proceso de autodeterminación en articulación con los planes municipales y nacionales de desarrollo; y que de su vinculación y participación activa depende la evolución favorable de las inversiones inmobiliarias y en infraestructura o equipamiento social.

La integralidad se promueve a través de la disponibilidad de equipamientos sociales asegurando la prestación de servicios sociales básicos como educación, salud, seguridad, recreación, cultura y justicia. El concepto va de la mano de la diversidad, pues se procura que las comunidades que se forman esten compuestas de diversos grupos poblacionales (multi-estrato) que promuevan dinámicas socio-economicas favorables.

La sostenibilidad se deriva del uso racional de recursos naturales involucrando conceptos de construcción sostenible, y mediante el fortalecimiento de mecanismos de comercio, fortalecimiento a la microempresa y generación de ingresos. La innovación de los DINCS recae principalmente, en su modelo financiero que se nutre de fuentes mixtas, entre donaciones (una de ellas muy importante por parte de la Familia Santo Domingo), subsidios (nacionales y/o territoriales), rentas de locales comerciales construidos, rendimientos de inversiones y los márgenes que arroje la construcción de las viviendas.

Para el Desarrollo Integral de Comunidades Sostenibles (DINCS) en Barranquilla y Cartagena se requiere que varias locomotoras estén funcionando: el urbanismo y la construcción de viviendas, los mecanismos innovadores de inclusión financiera, el fortalecimiento comunitario y el equipamiento o infraestructura social.